lunes, 15 de septiembre de 2008

Ayudas al transporte de viajeros a través de autobús en el medio rural


15.9.2008.


El director general de Transportes del Gobierno de Aragón, Simón Casas, manifestó hoy su intención de aumentar en un 50% las cuantías destinadas a apoyar el transporte regular de viajeros en autobús en el medio rural y, asimismo, facilitar la reordenación de estos servicios en dicho ámbito que, en muchas ocasiones, tiene en el propio autobús el único medio de transporte.

El Gobierno de Aragón quiere atender en las mejores condiciones a una población que se desplaza, generalmente, desde pequeños núcleos a cabeceras de comarca y que sin estos servicios públicos tendría que recurrir a contratar medios de transporte privados con el consiguiente coste. Para mejorar este servicio queremos aumentar en un 50% las líneas de ayuda en 2009 aunque ahora mismo dedicamos ya a este modo de transporte 2,5 millones de euros

En la mayoría de los casos se trata de servicios con un bajo nivel de ocupación, lo que supone generar un fuerte déficit anual para las compañías concesionarias y prestadoras del servicio, que no podrían asumirlo sin la ayuda del Gobierno de Aragón.

El Gobierno de Aragón apoya al transporte rural de viajeros en autobús a través de dos programas. Por un parte, mediante contratos-programa, que son renovables por periodos anuales y que tienen como objetivo garantizar la comunicación de los habitantes de aquellas localidades y enclaves rurales desprovistos de transporte público, asegurando al transportista un precio fijo por kilómetro, que varía en función de la capacidad del vehículo y de otras circunstancias de la explotación, haciéndose siempre cargo el Gobierno de Aragón del déficit resultante.

Las empresas prestadoras de esta clase de servicios presentan trimestralmente a la Administración la liquidación, para su correspondiente control, en la que figuran los datos de los viajeros transportados y de la recaudación obtenida. En este ejercicio se ha dotado a este programa con 1,3 millones de euros.

Entre las finalidades que se persigue, mediante el establecimiento de contratos-programa, figura con carácter prioritario la de satisfacer necesidades básicas, como la de garantizar la conexión de los ciudadanos con los centros de salud y hospitales comarcales y permitir un cierto grado de comunicación dentro del entorno comarcal y provincial. En este sentido, algunos ejemplos de líneas establecidas nuevas en el año 2001 son las de Caspe al Hospital de Alcañiz y de Binéfar al Hospital de Barbastro, con recorrido por Azanuy, Fonz y Estadilla, que junto con el resto de servicios forman un conjunto de 61 contratos programa suscritos y de 356 localidades comunicadas a través de este sistema activado por el Gobierno de Aragón.

El segundo programa lo conforma la línea de ayudas a los servicios regulares deficitarios, destinadas también a apoyar económicamente a las concesiones que se llevan a cabo en rutas que generan débil tráfico, para garantizar también el mantenimiento de la prestación del servicio, estamos hablando de 40 concesiones de un total de 58. A las ayudas a estos servicios regulares de uso general, es decir para todo el conjunto de usuarios y de forma permanente, pueden acceder las empresas concesionarias, ubicadas total o parcialmente en la Comunidad Autónoma de Aragón, cuyas concesiones globalmente consideradas presenten saldos negativos en sus cuentas de explotación anuales.

En un futuro próximo, según la Dirección General de Transportes, aquellas localidades en que por su escaso número de habitantes no ofrezcan una demanda típica de un servicio regular, será previsible el establecimiento de un servicio a la carta, que garantice la movilidad de los ciudadanos de estos enclaves y que se traducirá en disponer de un vehículo que acuda cuando el viajero lo necesite.

Simón Casas recordó que se está desarrollando el Decreto de Medidas Urgentes para el Mantenimiento y Mejora de los Servicios de Transporte Interurbano de Viajeros por Carretera en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Estamos trabajando indicó Simón Casas- en ordenar el derecho de preferencia de las compañías que operan en el medio rural para la concesión y realización de otros servicios en el mismo ámbito; la posibilidad de compatibilizar el transporte escolar con otro tipo de viajeros; y la prórroga de las concesiones hasta el año 2017 .

Este derecho de preferencia apunta a la posibilidad de que los transportistas que operan en las líneas regulares tengan preferencia en las zonas rurales, de débil tráfico, para hacer transportes escolares o de trabajadores cuando existe un cierto grado de coincidencia en los tráficos a realizar. Esta preferencia aliviará sus explotaciones y optimizará sus recursos, tanto mano de obra como vehículos que encarecen los costes de las empresas cuando no están activos, permitiendo este derecho el consiguiente beneficio para los transportistas y también para los usuarios.

Por lo que se refiere a la apertura del transporte regular de uso especial para su utilización por toda clase de viajeros, es una medida destinada también a garantizar el transporte en las zonas rurales. De esta forma, las rutas escolares contratadas por el Departamento de Educación por un importe global de 14 millones de euros pueden servir también, sin detrimento del transporte escolar que realizan, para garantizar la comunicación allá donde no haya una línea regular, o no se preste todos los días e incluso cuando, por cualquier causa, los usuarios con deficiencias de comunicación precisen viajar en los horarios del transporte especial, con aprovechamiento de las plazas vacantes.

Por último, el Reglamento establece una prórroga de las concesiones hasta el 2017, con la exigencia a las empresas concesionarias de incorporar un plan para su viabilidad y mejora. Estos aspectos tienen como finalidad abordar, con el tiempo suficiente la reordenación del mapa concesional de Aragón, que había sido diseñado en su inmensa mayoría en los años 60 y en, consecuencia, requiere una reforma en profundidad y una reordenación en su conjunto.

De esta forma, se les brinda a las empresas transportistas la oportunidad de estudiar a fondo sus explotaciones, ver cómo las pueden hacer más competitivas, mejores y sobre todo cómo pueden mejorar los índices de utilización, cuestión que al final es la que interesa al Gobierno de Aragón, que quiere ver utilizados a plena satisfacción los servicios públicos que ofrece al ciudadano con el esfuerzo de todos.

No hay comentarios: